Nuestro
Saber-hacer
Nuestro saber hacer Secretos de fabricación
Apasionados y expertos diseñadores, zapateros y trabajadores del cuero unen su saber hacer centenario para crear cada día increíbles piezas de artesanía.
El diseño Nuestro equipo de diseñadores imagina cada temporada inspiradoras colecciones en nuestro estudio parisino. De líneas elegantes y bello corte, nuestras impecables piezas cuentan además con unos detalles que las cambian por completo. El tamaño ha sido pensado para su uso diario y una libertad total. El cuero cuidadosamente seleccionado se trata y se reviste de colores intensos y estampados para perfeccionarlo.
El cuero Las piezas se seleccionan en curtidurías europeas con certificación LWG, situadas en Italia, España, Portugal y Alemania. El certificado Leather Working Group asegura la producción responsable y eficiente energéticamente, el cumplimiento de las normas reglamentarias europeas y la práctica de métodos avanzados en materia de medio ambiente. Cada curtiduría se especializa en un tipo de cuero que hemos elegido por su calidad, solidez, flexibilidad y brillo, tanto si son piezas lisas, laminadas, de charol, nobuk o de tipo terciopelo. Todo el cuero liso utilizado en marroquinería es de curtido vegetal.
Para confeccionar un par de zapatos se precisa de más de 100 minuciosas operaciones manuales.
Nuestros talleres Trabajamos cada día codo con codo con talleres familiares para fabricar unas piezas cómodas pero con un acabado perfecto. Cada taller ha sido seleccionado por su conocimiento tradicional específico: la riqueza de las etapas de confección de un mocasín, la tecnicidad de las deportivas fabricadas con el método Strobel, la pericia que requiere la curvatura de nuestros talones e incluso la maestría del montaje que proporciona una flexibilidad sin igual a nuestras bailarinas y zapatillas.
El Calzado
Una saber hacer ancestral Todas estas operaciones necesarias en la confección del calzado se realizan en Portugal, en nuestras fábricas de São João da Madeira cerca de Porto, región conocida en el mundo entero por la calidad de su calzado. Desde el montaje hasta la costura, los bordados, los pespuntes... Todo el proceso de producción es realizado a mano por nuestros artesanos altamente cualificados siguiendo una técnica transmitida de generación en generación.
Un montaje específico Cada tipo de calzado requiere un montaje, cosido y conocimientos precisos. En los modelos femeninos se da prioridad a la soldadura para conseguir una resistencia que se puede comprobar a lo largo del tiempo. El cosido Blake, sencillo y a la vez robusto, permite obtener zapatos más flexibles y con formas finas cercanas al corazón de Jean-Bobby. El cosido Goodyear es la quintaesencia de la fabricación de alta gama, y nosotros la utilizamos en nuestra línea de calzado para trajes, garantizando así una solidez a prueba de todo.
Suelas resistentes Fabricadas a mano, nuestras resistentes suelas han sido diseñadas para evitar cualquier tipo de desgaste prematuro. Han sido cortadas con un sacabocados y cuentan con una vira que les proporciona una mayor protección y resistencia al agua. La suela de caucho se inyecta para aumentar su duración y una adherencia óptima. El toque final: el logo y la talla se troquelan en caliente.
La marroquinería
Un trabajado noble del cuero En la confección de nuestras líneas de marroquinería utilizamos piezas de cuero noble que hemos seleccionado en importantes curtidurías europeas, lo que garantiza su durabilidad, estética y su delicadeza al tacto. Todos los cueros lisos que utilizamos son de curtido vegetal. Este procedimiento natural, que utiliza los taninos presentes en las plantas, es ético y respetuoso con el medio ambiente, pero además asegura la flexibilidad y solidez de las piezas de cuero, creando con el tiempo unos matices bellos y profundos.
Volúmenes cuidadosamente pensados y atención a los detalles Siempre en la búsqueda del volumen ideal y los acabados perfectos, nuestros diseñadores crean las piezas mediante un profundo trabajo de prototipado. En el corazón de un pequeño taller tradicional de Portugal, los diseños cobran vida en las manos de nuestros artesanos marroquineros. Nuestros diseñadores crean las piezas teniendo en cuenta los deseos de nuestros clientes y adaptándose a su vida diaria, para ofrecerles cada día una nueva y duradera pieza de artesanía.
Un escenario ideal Queremos confeccionar nuestras cajas con el mayor cuidado posible. El embalaje de nuestros productos no contiene nada de plástico: utilizamos papel procedente de bosques gestionados de manera sostenible y con certificación FSC. Nuestro objetivo es luchar contra la deforestación y preservar la biodiversidad, utilizando un packaging que ofrece una bonita experiencia al usuario gracias a un diseño elegante, con artículos bien protegidos y colores brillantes que cambian cada temporada.