Un enfoque responsable para un modelo sostenible
Desde hace más de 10 años venimos desarrollando una relación de confianza entre el equipo parisino y artesanos portugueses, que dedican su saber y experiencia a la marca. Todos y cada uno de los talleres es familiar y de dimensión humana, protege a sus empleados y valora su bienestar. Nosotros compartimos la misma visión: crear productos responsables y de calidad.
Hechos 100% a mano en Portugal Bobbies diseña sus modelos en París, pero confecciona todas sus creaciones en talleres tradicionales de Portugal a partir de materiales 100% europeos (Italia, España, Portugal, Alemania). Estos talleres, situados en São João da Madeira, al sur de Oporto, cuentan con un saber hacer único que se ha transmitido de generación en generación desde hace más de 50 años.
Un circuito corto para reducir la huella de carbono Nuestro modelo operativo se basa en un circuito corto de producción y nuestros materiales proceden de proveedores locales o limítrofes, todo para limitar en lo posible las emisiones de gases de efecto invernadero. La central logística está localizada en São João da Madeira, a tan solo unos kilómetros de nuestros centros de fabricación. Los productos se entregan en camión directamente en los puntos de venta, evitando que tengan que pasar necesariamente por Francia y reduciendo así el impacto medioambiental del transporte adicional de productos.
Packaging ecológico En nuestro embalaje no utilizamos ningún plástico. Para crear las cajas, cartones de envío y papel de seda se utiliza un material procedente de bosques gestionados de manera sostenible y con certificación FSC. Este exigente sistema garantiza la legalidad de su explotación, su falta de vínculo con la deforestación, su gestión sostenible y la conservación de su biodiversidad.
Una fabricación europea responsable para ofrecer modelos de calidad y duraderos.
El cuero, un material natural El cuero se obtiene de la industria alimentaria. Las pieles se recuperan, evitando así su desperdicio. Las curtidurías con las que trabajamos obtienen los materiales de proveedores franceses, ingleses e italianos que aseguran que las condiciones de crianza del animal son excelentes.
Curtidurías certificadas Nuestros cueros son exclusivamente seleccionados de curtidurías europeas certificadas LWG (Leather Working Group) o que están en proceso de obtener la certificación: en Italia, España, Portugal y Alemania. Esta certificación asegura el cumplimiento de las normas reglamentarias europeas y la implementación de medios avanzados en materia medioambiental.
El curtido vegetal Todos los cueros lisos que utilizamos en nuestras piezas de marroquinería son de curtido vegetal, proceso natural que intentamos desarrollar. Utilizando los taninos presentes en la corteza, las hojas, las semillas e incluso la salvia de las plantas, este método de curtido ético y sostenible es respetuoso con el medio ambiente, asegura la flexibilidad y durabilidad de los cueros y dejar ver matices y colores profundos.
El caucho reciclado Para hacer nuestras suelas de caucho, colaboramos con el proveedor Bolflex, comprometido desde hace más de 20 años con la reducción de su impacto medioambiental. En tan solo unos años, ha reducido a la mitad los residuos inherentes a la producción de suelas gracias al desarrollo de máquinas de inyección de caucho innovadoras y eficientes y ha introducido la utilización del caucho reciclado. Así, a día de hoy nuestras suelas se componen en un 70% de caucho reciclado y en un 30% de caucho natural.
Una fabricación 100% portuguesa, con materiales éticos, un saber hacer tradicional y una relación de confianza con nuestros talleres, un circuito corto que reduce el impacto medioambiental, packagings ecológicos y un estilo único: ¡esa es la aventura Bobbies!